miércoles, 24 de junio de 2015

de ositos y proyectos






































Era habitual en los libros para niños, cuando quien escribe era un niño, un juego gráfico en el que uniendo puntos correlativos, resultaba que emergía algo parecido a un osito. 
Nunca logré entender si los autores de libros infantiles tienen una fijación con los osos o suponen que los niños son habitantes retardados de un territorio plagado de ese mamífero. 
El único oso que recuerdo es el del tema del querido Moris, allá por los vertiginosos '70s, en ese genial primer Lp tan descarnado por no decir tan...hijo de p...

Parece ser que la cuestión está dada por lo correlativo. Los años y el paso del tiempo, las instrucciones para armar el arbolito, las etapas de la vida, el orden de los factores, las recetas de cocina, primera, segunda, tercera y los pasos a seguir para arribar a un buen proyecto.

Será así?

Desde: "Después del boceto inicial viene el caos" de Alvaro Siza, pasando por: " Soy como sabréis matemático de origen, dediqué muchos años en los sesenta, a intentar definir una visión del diseño aliada con la ciencia. Jugué con la programación lineal y los juguetes fascinantes que los matemáticos y la ciencia nos ofrecían e intenté ver como todo ésto podía darnos una nueva visión del diseño, que diseñar y como diseñarlo. Finalmente, sin embargo, observé que esta visión no era productiva" de Cristopher Alexander, hasta los adláteres del "Design thinking" el camino del proyecto tiene tantas versiones como proyectistas existan. Punto.

Cuando imperaban los tableros, reglas T, paralelas, tecnígrafos y demás instrumentos mitológicos, el paisaje del tablero hablaba de la "metodología de proyecto" en uso, 7 proyectos a la vez, mate, restos de sanguches, 8 libros empezados, 3 escuadras, 2 gomas, 5 plantillas y el gato, por ejemplo, describían un caótico proyectista disfrutando de su caos grado 1 absolutamente pertinente. Otros tableros lucían pulidos, ordenados, correctos y...pletóricos de aburrimiento, no por ello menos eficientes.

Dejo al lector la búsqueda de un paisaje paralelo en nuestro actual y virtual mundo digital.

La épocas pasan, las modas viborean, pero los felizmente trastornados habitantes del universo proyectual quedan, todo lo demás es otra cosa, otra disciplina u otro canal. 




Abrazo lectores
Gustavo Barbosa




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada