sábado, 22 de abril de 2017

partes

























Cuantas partes tenemos?

Una pregunta audaz sin definir un marco de pensamiento, cosa que aún así, no voy a hacer.
En una simple y rápida mirada, sabemos que tenemos partes físicas, partes emocionales, partes psíquicas y si ahondamos un poco más, partes espirituales.
Cada una de ellas tiene otras tantas partes que a su vez tienen otras tantas partes y así casi indefinidamente hasta podríamos llegar a nuestras células iniciales, un camino tedioso en sí mismo que no es la cuestión.

Pensaba más bien, querido y tenaz lector, en los fragmentos con los que vamos construyendo la vida, la nuestra sin ir más lejos. Fragmentos que sedimentamos en nuestra memoria, en algunos casos hasta el olvido y fragmentos que tenemos a disposición cada día, aún sin darnos cuenta.

Partes buenas y partes malas, oscilando en un equilibrio que no siempre es fácil conservar.
Inmersos en los escenarios sociales que nos toca metabolizar, los períodos se tiñen del matiz que nos acecha. Por momentos acompañados y relajados, por momentos con los dientes apretados por las dudas.

Hay momentos, gentes y lugares que nos hacen sentir sapo de otro pozo, una situación incómoda si las hay, casi tanto como tragarse al pobre anfibio. También hay otros momentos que nos envuelven en aromas familiares que consiguen alinear la miríada de fragmentos de díscola conducta.

Los marcos que condicionan nuestra vida aceleran nuestras partículas en variadas melodías, lo importante quizás sea, no dejar de escucharlas.

Abrazo 
Gustavo Barbosa 

fotografía: Goran Boricic

sábado, 15 de abril de 2017

volver a casa






































Desafiar el camino parece ser nuestro fundamento en la vida, con convicción o a duras penas, como sea.
Cada día convergemos en la marcha, solos o de la mano de un otro.
Las huellas suelen ser difusas o de una endeble perdurabilidad, tan solo la memoria traza los mapas de nuestro devenir.

Algunos lugares quedan grabados en esos pliegues del tiempo, en la forma de espacios, manos, vínculos, colores, olores, sensaciones y demás. No siempre nominales, no siempre conducentes, pueden hacernos materializar las horas sin importar donde ellas hayan quedado.

A medida que se acumulan los años, esos lugares adquieren un carácter indispensable, aunque cueste ponerles un nombre, darles entidad o describirlos. No están en ningún lugar, tan solo anidan en nuestro pertrecho emocional.
Son de tal intensidad que logran maravillar al más retobado, que debe estar con la atención en stand by para poder captar el fogonazo que atraviesa su humanidad.

Para los que hace milenios que transitamos nuestra facultad, por momentos un lugar de aspereza sin par y por momentos un lugar de áurea felicidad, esa inefable sensación de volver a casa está siempre por allí, a la vera del camino.
En estos días de confusión política, social y mediática, hacer nuestra "nuestra casa" es una tarea  de encomiable valor. 

Abrazo 
Gustavo Barbosa

fotografía: Julie De Waroquier




lunes, 10 de abril de 2017

de pie





































A pesar de los golpes,
a pesar de las balas,
a pesar del odio de clases,
a pesar de los mediocres, de las lacras sociales y su miedo agazapado,
a pesar del gobierno de turno,
a pesar de las sucias campañas,
a pesar del engaño y la soberbia,
a pesar del desánimo,

acá estamos, de pie
porque somos la educación pública y nos hacemos responsables de ella y de ello,
porque nos aventuramos a escuchar al más débil y lo podemos acompañar,
porque tenemos más resto que tus miserables negociaciones querido gobernante,
porque amamos lo que hacemos.

Por todo eso y mucho más,
la lucha continúa, porque sabés que?
ni siquiera podés entender cual es la verdadera lucha,
porque sólo se da entre nosotros y los que no se rinden a ser considerados de segunda,
entre nosotros y nuestros queridos estudiantes,
en ese espacio en el que no tenés ningún lugar.

a seguir, mis queridos
abrazo
Gustavo Barbosa

fotografía: Beth Conklin

sábado, 1 de abril de 2017

cita a ciegas



La imagen puede contener: 3 personas, personas sentadas y barba

Que procesos se inauguran al empezar el CBC?

Nos toca estar en el umbral de la vida universitaria de cada uno de ustedes, queridos estudiantes. Es una tarea que me animo a calificar de trascendente, no por nuestra labor en sí, sino por la emocionante posibilidad de dejar un mensaje para el camino que emprenden.

Un mensaje de preguntas, de afectos, de ganas de vivir esta loca aventura del proyecto desde nuestra Facultad.

Esta intransferible experiencia de crecer y aprender empieza ahora y no tiene un final tangible, es una imagen que quisiera se lleven en el equipaje para el resto de sus vidas.

En este año tan particular que nos toca vivir, imagino esta cita a ciegas que nos depara un aleatorio mecanismo administrativo, de una intensidad amplificada por el contexto social que nos toca transitar. 

Es emocionante abrir nuestros queridos talleres de la Universidad pública para iniciar una nueva apuesta al crecimiento personal y social con cada uno de ustedes, los nuevos habitantes de la Fadu. De nuestra Fadu.

Abrazo y bienvenidos!
Gustavo Barbosa

a la memoria de Santiago Ares

sábado, 25 de marzo de 2017

30.000

La imagen puede contener: una o varias personas, personas sentadas y exterior

Estos días leía en Fb algo que alguien decía: "cada vez más me siento un extranjero en este país"...

El 24 de marzo me sentí de vuelta en casa, de vuelta en mi país, no en "este" país.
El 24 de marzo el centro de Buenos Aires fue un lugar de emoción, de reencuentros con los 30.000 que no están pero que han vuelto con una miríada de refuerzos, como cuando eramos chicos y en las películas llegaban los "buenos" para salvar a los otros buenos ( sin entrar a pensar quien era el bueno y quien el malo)
El 24 de marzo nos abrazamos con nuestros otros, esos que son la Patria, porque todos éramos la Argentina, aunque las banderas fueran de distintos colores.

Hablamos con convicción de la memoria y parece que funciona porque no olvidar produce estas cosas tan vitales como juntar a cientos de miles que no se callan y repudian el autoritarismo de los que pretenden convencernos de "acá no pasó nada".

Por eso digo, cada vez más me siento un extranjero en el país de los que desconocen lo que significa la solidaridad social.
Para todo lo demás basta levantar la vista, estirar la mano y recordar.

Gracias a los que ya no están por no olvidarse de nosotros.

Abrazo queridos
Gustavo Barbosa

fotografía: M.A.F.I.A

   

lunes, 13 de marzo de 2017

estados de lucidez
























Para que están las Universidades?

A pocos días de comenzar el ciclo 2017 la pregunta ocupa mis neuronas.
Revisamos contenidos y cronogramas, replanteamos objetivos pedagógicos, repasamos lo hecho y lo no, preparamos clases teóricas, buscamos incansablemente imágenes, proyectamos nuevas acciones y más, pero la pregunta es insistente:

Alcanza?

El mundo se retuerce a cada instante y lo impensado arremete sin piedad y sin permiso.
Lo que sobra es información, desordenada, superpuesta, por momentos indigerible pero está ahí, a la vuelta de google, entonces? 

Creo que debemos centrar nuestros esfuerzos en la construcción de estados de lucidez lo más alejados posible del sentido común, plenos de la indispensable mirada crítica hacia el contexto social, cultural y político que nos toca (casi diría, que nos manosea)

Este trabajo cotidiano se hilvana con lo que sabemos hacer en los talleres, se entrelaza y sostiene la supervivencia de la pregunta como agente desestabilizador.

El amigo George Gurjieff decía:
"Usted está dormido, no sabe quien es porque no se conoce a sí mismo. Hoy es una persona, mañana es otra, Usted no hace las cosas, las cosas lo hacen a Usted, así que me atrevería a decirle que si no se toma en serio lo que le digo, si no asume un trabajo sobre sí mismo, como lo más importante que haga en su vida, seguirá durmiendo hasta el día de su muerte..."

Como se instila un estado de lucidez?

Por lo pronto afinando la capa de grasa que nos retiene en nuestras propias limitaciones.
Un ejercicio de límites impredecibles, una acción poética, si las hay.

Abrazo queridos
Gustavo Barbosa

ilustración: Bansky 


miércoles, 1 de marzo de 2017

la gente de la esquina

























Somos un universo de dimensiones inabarcables en estos pequeños cuerpos.
Somos un misterio de formas inexplicables.
Somos casi sin darnos cuenta.
Somos.

Somos con nosotros y con los otros.
Esos que nos dan la referencia indispensable, la medida.
Los cercanos, los queridos, los amados y los que nos marcan en apenas segundos.

Hay gente en las esquinas que nos enfrenta con nosotros,
que nos propone unos segundos de afecto, pocos segundos dictados por un semáforo,
esos fragmentos de amores son los indispensables, los que nos ponen a prueba,
los que nos empujan hacia los límites.

En momentos de empezar a caminar los talleres otra vez, nueva vez, infinita vez, me pregunto que otros nuevos encuentros nos provocarán, a seguir. 

Que nuevos habitantes nos harán de nuevo? 
Que formas nos darán forma en estas esquinas imperceptibles que nos toca compartir?
Que será lo importante que tenemos para darnos?

Podemos transitar las materias, podemos atravesar los programas, pero estas
preguntas vuelven una y otra vez, como una voz esencial.
Solos en este espacio, casi en silencio.

Abrazo amigos, nos vemos en alguna de esas esquinas
Gustavo Barbosa

fotografía: Steve Mc Curry

Gracias querido Graham por tantas esquinas compartidas!