domingo, 9 de diciembre de 2018

balanceándonos


Y se fue el año! dirá un señor entrado en años, dirá una joven estudiante, 
que rápido se fue, dicen todos al unísono.

Y a donde se va? pregunto yo

Vos y yo, querido lector, nos susurramos respuestas al oído: un año difícil, un año transido,un año por momentos desalentador, un año lleno de instantes, algunos trágicos, algunos cargados de emoción, algunos bellos, como todos, como siempre, como toda la vida.

Medimos en años, pero en lo personal, prefiero medir en sensaciones momentáneas, intensas, festejables, envolventes y sanadoras.
La certeza (quizás la única que me importa) de que vendrán nuevos y sustanciosos momentos de festejo, es la que me (nos) mantiene transformables. Si no nos rehacemos cada vez estaremos conviviendo definitivamente con el ostracismo.

Somos nuevos cada vez, a cada momento, en cada instante.
Te das cuenta? Es simplemente la vida.
Vamos? 

Gran abrazo
Gustavo Barbosa

imagen: "Crazy Horse" del gran Neil Young

domingo, 25 de noviembre de 2018

gracias (montón)









Este lugar ganó un premio de la UBA otra vez, y van más de los que nunca imaginé. Un lugar que casi aprendió a decir solo, casi más allá de mi voluntad, tan solo gracias a momentos de emoción que salen a decir y se hacen escuchar (o leer).

Me he dedicado a enseñar tantos años ya.

Me he dedicado a crecer tantos años ya.

Me he dedicado a propiciar el afecto como un valor superlativo en un ámbito que suele sobrevolar con cierto temor ese territorio tan pleno de sangre y tripas.

Aprender a dibujar, aprender a decir, aprender a meter la mano en las ideas se ha transformado en un ejercicio casi dramático, desde esa acepción vital.

Nos hemos ido encontrando cada año en un ritual desconocido y sorprendente que este blog ha intentado reflejar, en esa brillante luz, la que irradia el encuentro. A veces enorme, a veces casi imperceptible. Las más, indelebles.

Suelo correrme del auto halago, mi condición pisciana prefiere el perfil bajo, pero en este lugar somos todos protagonistas, yo que digo y ustedes que escuchan, yo que escribo y ustedes que leen, yo que siento y ustedes que vibran al unísono. Es pura magia.

Nos merecemos un mundo un poco más amable, un poco más de cariño por nosotros y por nuestras ganas de transformar nos.

Nos merecemos ser un poco mejores, vos y yo.

Abrazo mis queridos
Gustavo Barbosa

lunes, 19 de noviembre de 2018

brindar






































Me gusta brindar. 
En sus distintas acepciones, en sus distintos significados, en sus distintas circunstancias.

El choque de las copas y el encuentro de las miradas mientras compartimos un momento de felicidad, el abrir de nuestra humanidad para ayudar a otras/otros/otres, el recibir a la otredad que viene en nuestra ayuda.

Brindar, brindarse, un espacio para cuidar.

Siempre hace falta el otro para poder brindar, para poder brindar se.
Brindamos por lo hecho, brindamos por lo por venir, brindamos nuestra ayuda para construir el brindis por venir. Y así.

Brindar por el encuentro, brindar por la felicidad de encontrar.
Brindar por la sonrisa que nos ilumina, brindar por las que, confiamos, vendrán.
Brindar por sumar nuestras ganas, brindar por crecer.
Brindar por vos y por mí, que no es poco.

Me gusta brindar. Se instala allí, en nuestros lugares santos.

Abrazo
Gustavo Barbosa

para nuestros hijos

martes, 6 de noviembre de 2018

este blog





























Este blog se creó allá por el 2009 en medio de la epidemia de gripe A, cuando la facultad cerró sus puertas por razones preventivas.
Era el primer año de la cátedra y la experiencia fue fulminante, el blog se instaló como un taller paralelo donde todos nos sentimos parte, el que subscribe y los lectores de entonces.
Muchísimos comentarios establecieron vínculos indelebles.

Los tiempos cambiaron y las redes sociales mutaron. El blog también se transformó.

Se fue constituyendo en un solitario ejercicio emocional donde se mezclaron relatos, recuerdos, provocaciones y alguna que otra vez, referencias remotas a la materia que nos congrega, Dibujo.

Es un ejercicio catártico donde expongo ( me expongo) reflexiones de caprichosos matices, ilustraciones y fotografías que despierten mi interés, y siempre, siempre, un video musical que logre conmoverme.

Las palabras enlazan las imágenes fijas y las audiovisuales en una conversación que intenta alejarse de cualquier referencia con el sentido común.

La cuestión es sorprender, provocar, emocionar, hacernos pensar. Nada más.
No tiene pretensiones académicas, tan solo la de entibiar algunos rincones olvidados de nuestra vida en la Fadu y alrededores.

Abrazo
Gustavo Barbosa

para ustedes, mis queridos lectores

fotografía: Cezary Wyszynski

Pensé y pensé que video debiera acompañar esta particular entrada. Elegí " Aguas de Marzo" de Tom Jobim, por mi historia personal, por la maravillosa versión de estos dos genios y porque me conmueve, que otra cosa?

miércoles, 24 de octubre de 2018

ir siendo






































La emoción y el afecto no suelen ser consideradas categorías con valor académico.
La institución está muy ensimismada en buscar certezas y no suele detenerse en estos estadíos. 

Sin embargo, la institución también alberga seres que munidos de entrañables sonrisas, logran mapear otros rincones.

En esos lugares, en esos rincones yo me siento bien, en esos rincones, que se vuelven portales, se reconocen los pares, no importa cuando, solo importa su consistencia.
En la intimidad de las emociones es notable amalgamar a los queridos, a los que son parte tuya, a los que más allá del tiempo, te pueden enseñar.

Es particularmente emocionante reconocerse en los que están siendo, es, diría, maravilloso.

El camino continúa y la sensación de dejar todo en buenas manos, es inmensa. Quizás casi sin darnos cuenta, los que nos precedieron lo hicieron con nosotros y hoy nos toca  entregar la posta. 

Eso es de una gran felicidad.

Abrazo
Gustavo Barbosa

para mi amiga Lina

fotografía: Deborah Ory / Ken Browar

lunes, 15 de octubre de 2018

corriendo bordes







































Los que nos dedicamos a hacer y a enseñar a hacer, intentamos reflexionar en los intersticios  entre esos haceres. No hay tiempo para todo, pero es sano pensar un poco y tomar conciencia de las acciones cometidas, sobre todo cuando nuestras propias manos están metidas en estos vitales jugos.

Atravesar los bordes de la realidad puede amedrentar pero en esos territorios desconocidos uno se encuentra con sus limitaciones que obligan a irradiar de otras maneras.

No hay realidades, tan solo miradas sobre ellas, por ende estos solitarios viajes son de una naturaleza muy particular. Sin embargo, cuando los astros se alinean y te reconocés en otras manos que trajinan similares indisciplinas, la escena se ilumina.

Hacer, hacer y hacer. Empezando de cero cada vez, con una inquebrantables confianza en las fuerzas que nos hacen renacer a cada paso de estos sutiles caminos.

Abrazo
Gustavo Barbosa

para vos, vos sabés

fotografía: Christophe Mousset


viernes, 12 de octubre de 2018

los invasores




























En los últimos tiempos suelo tener la sensación de que extrañas formas nos van invadiendo.

Esta afirmación tan difícil de verificar, adopta distintas dimensiones, a saber:
la hiper información que se cuela en todas las pantallas, la sobre exposición a noticias que realmente, son, en la mayor parte de los casos, de una ajenitud considerable, la belicosidad de grietas y afines, la actitud ambiciosa de muchos de nuestros colegas que destroza cualquier categoría de principios, la tristeza general que invade nuestros horizontes y demás. La lista debe ser extraordinaria.

Pero esta noción de ser invadido no es externa, no es de los otros, no. Es nuestra, es por nuestra poca capacidad de considerarnos y valorarnos frente al concierto que todos conformamos.
Romper con ésto es una tarea cotidiana, constante, no siempre posible porque no siempre el cuerpo nos acompaña.

En nuestro universo educativo entender ésto es esencial, de un lado y del otro, si no corremos el riesgo de ser arrasados.
Hacernos valer, hacernos respetar, hacernos visibles, a cada paso del camino.

Abrazo
Gustavo Barbosa

fotografía: Flora Borsi